alquiler con opción a compra

Alquiler con opción a compra sin tener ahorros

En la actualidad el alquiler con opción a compra es algo que se ha visto en aumento. Aunque tiene un porcentaje reducido, han reportado el incremento de este. Pues el mercado inmobiliario asegura que se han incrementado aquellos inmuebles que en su publicidad admiten esta modalidad. A pesar de la pandemia, son cada vez más las personas que consideran esta opción como viable.

Encontrar un asesor legal es bastante sencillo, por lo que muchas personas están optando por ellos para adquirir una vivienda sin siquiera contar con un 20% del importe requerido. Es que esta modalidad funciona de la siguiente manera, el contrato de arrendamiento le permite al inquilino adquirir la vivienda luego de residir en ella un tiempo estipulado. Este tiempo puede ser de entre 2 o 5 años de permanencia. ¡Infórmate más a continuación!

¿Cómo funciona el modo de alquiler con opción a compra?

Al finalizar el contrato de arrendamiento, el usuario tiene la opción de comprar dicho inmueble por la cantidad previamente acordada por el propietario. En este caso se descuenta lo abonado hasta el momento en que finaliza el contrato. Por ende, la modalidad de alquiler con opción a compra permite que los inquilinos puedan convertirse en propietarios sin tener ahorros previos.

Siendo esta una opción muy viable en el caso de los jóvenes, los cuales en la mayoría de los casos no disponen de ahorros suficientes que les permitan obtener un préstamo hipotecario. Actualmente, la banca concede un 80% del precio de la vivienda en la hipoteca, pero a esto se le deben sumar otros costes. Pues también, se deben cubrir los costes de gastos e impuestos por las operaciones.

Con el nivel de sueldo en el país, representa un 20% o 30% de dificultad para poder ahorrar, tomando en cuenta la precariedad laboral. De manera que, muchas compañías inmobiliarias animan a los jóvenes para que consideren el alquiler con opción a compra sin tener ahorros previos dentro de sus posibilidades.

¿Cuáles son las ventajas de ambas partes en un alquiler con opción a compra?

En el caso del inquilino y futuro propietario, las principales ventajas de tomar un alquiler con opción a compra es que puede estar tranquilo con respecto a interrumpir el contrato de alquiler de acuerdo a las condiciones legales establecidas. Esto en caso de que los planes no ocurran como planificó el inquilino. 

Además, al habitar la vivienda le permite al futuro propietario, conocer y desenvolverse con tiempo en el lugar donde se encuentra la propiedad. Asimismo, les permite saber si dicha propiedad cumple con las necesidades que requiere el inquilino antes que adquiera la propiedad.

Para el vendedor las ventajas principales van, de qué recibirá unos ingresos gracias a la rentabilidad de la propiedad durante el tiempo estipulado de alquiler. Por ende, es una opción ideal para aquellos inmuebles que les resulte difícil sea por la zona en la que se encuentre u otros motivos. En situaciones en donde la compra y la venta de inmuebles está paralizada esta opción también podría ser rentable.

¿Qué tomar en cuenta para realizar un contrato de alquiler con opción a compra?

Un contrato de alquiler con opción a compra le permite a ambas partes especificar ciertas cláusulas de manera libre. Es decir, que pueden realizar condiciones en las que ambos participen en la decisión. Lo que sí es fundamental es establecer una prima con respecto a la opción a compra del inmueble. Por ende, el inquilino debe realizar un depósito como garantía de que si no se llega a una compra, este perdería dicho depósito.

Además, es primordial concretar a detalle el tiempo estipulado en que el inquilino, debe permanecer arrendado en el inmueble. Asimismo, se fija un plazo para que el inquilino pueda ejecutar su derecho a compra y el importe mensual de la renta del inmueble. También, deben agregarse a quien se le debe realizar el pago de los gastos de la comunidad, las reformas necesarias, entre otros aspectos.

Por otra parte, debe fijarse y quedar en claro en el contrato la voluntad por parte del arrendatario de vender la propiedad. También, debe colocarse el precio de la misma y el porcentaje que debe descontarse de manera total o parcial de las cuotas del alquiler. Además, debe quedar en claro si estas cuotas deben descontarse del precio de la venta o de la inicial o prima que debe colocar el arrendatario.

La cual, podrá perder el inquilino en caso de que no concrete la compra del inmueble. El alquiler con opción a compra es bastante viable y cada vez más su aplicación va en aumento. Asimismo, es un sistema que le aporta muchas ventajas a ambas partes para adquirir o vender una vivienda. Sin embargo, al no ser una transacción común, puede ser algo complicada.

Es por ello que se recomienda que se informe bien sobre el proceso y buscar un asesoramiento por profesionales que le ayuden a garantizar un proceso exitoso para ambas partes.

Ir arriba