¿Es recomendable contratar una nueva hipoteca con otro banco para mejorar mi hipoteca?

hipotecas de unicaja

Es cierto que en algunas ocasiones se puede conseguir mejorar la hipoteca que tenemos, ya sea por medio de la subrogación de acreedor o bien contratando una nueva hipoteca y cancelando la existente. Sin embargo, debemos de tener mucho cuidado para saber cuál de las dos opciones es mejor. 

De forma general, podemos decir que cambiar una hipoteca de banco a otro con el objetivo de mejorar lo que se nos ofrece es una operación denominada “subrogación de acreedor”. Esta básicamente consiste en cambiar la hipoteca a otra financiera con el fin de reducir su tipo de interés. 

Sin embargo, debemos de tener en cuenta que hay algunas entidades que ofrecen una alternativa distinta: contratar un nuevo crédito. Generalmente esto se hace con algunas condiciones más atractivas de forma que cancelar la hipoteca vigente sea una buena opción. Pero debes de tener en cuenta que por lo general es una operación que tiene más gastos asociados, pero en algunas ocasiones si que puede salir más barato que la subrogación cuando se consiguen muy buenas condiciones. 

Es importante tener en cuenta que para subrogar una hipoteca se tiene que pagar la tasación (generalmente entre los 300€) y lo que es la comisión de subrogación que termine cobrando el banco, que generalmente tiene un coste que puede ir hasta el 2% del importe que falte por pagar. 

Índice

    Contratar una nueva hipoteca

    Por otro lado, para contratar una nueva hipoteca y liquidar la existente es necesario abonar la tasación, la comisión de apertura (del crédito firmado), gastos de cancelación (generalmente entre los 1.000€) y si la hay, la comisión por amortización anticipada (que puede ser de hasta el 2% del capital que falta por pagar). 

    Teniendo esto en cuenta, la subrogación puede parecer una mejor opción en la mayoría de los casos. Sin embargo, como ya hemos mencionado, en algunas ocasiones la apertura de un nuevo crédito y la cancelación del vigente pude terminar teniendo mejores condiciones y un mayor ahorro que puede terminar compensando los gastos restantes. 

    Es por eso que la gran mayoría de los analistas siempre recomiendan comparar diferentes ofertas, hacer cuentas y así poder tomar una decisión más acertada con respecto a si en realidad hacer el cambio puede salir a cuenta. 

    Tampoco se debe de pasar por alto que hay algunos bancos con los que no es necesario pagar la gran mayoría de los gastos que están relacionados directamente a la contratación de una nueva hipoteca con el fin de cancelar otra. 

    Es decir, en algunas ocasiones no se tiene que pagar una comisión de apertura ni tampoco pagar gastos de cancelación registral, incluso algunas veces ni se tiene que pagar la tasación gracias a que el banco se encarga de esto. Además de que se puede conseguir un interés que puede encontrarse entorno al 1,30% al domiciliar la nómina y con la contratación de un seguro de hogar. 

    ¿Cuándo es el mejor momento para cambiar la hipoteca de banco? 

    Es importante que antes de tomar una decisión se analice con cuidado todo el escenario para poder saber cuál es la mejor opción para poder ahorrar en cuanto a nuestro crédito hipotecario. 

    Se debe de tener en cuenta que el traslado de hipoteca vale la pena cuando la hipoteca a liquidar tiene un interés del 2% o mayor (euríbor 1,50% en caso de que sea variable), ya que de esta forma puede ser relativamente sencillo encontrar un banco que tenga un interés que sea menor al 1,50% (Euribor 1% al ser variable), lo que hace que sea buena opción. 

    Además, también podemos decir que el mejor escenario es cuando aún no ha pasado la tercera parte del plazo de la hipoteca. Siguiendo el sistema francés de amortización (que es en el que se basan los bancos españoles), la gran mayoría de los intereses se pagan durante el primer tercio de la hipoteca, lo que hace que sea más recomendable mejorar el interés antes de que se haya pasado ese límite de tiempo, pudiendo así conseguir el mejor ahorro posible. 

    Prestar atención en la vinculación y en los intereses 

    Otro aspecto importante que no se debe de pasar por alto son los productos adicionales que se tengan que contratar para poder conseguir el mejor interés posible. En muchos casos está la posibilidad de que el ahorro que obtengamos para poder mejorar el tipo de interés aplicado sea menor al pensador al tener que pagar comisiones de cuentas, primas de seguros, etc. 

    Por ejemplo, un cliente que no está seguro sobre si debería de contratar una hipoteca tradicional o una hipoteca online al 100% para poder mejorar su préstamo hipotecario. En la primera opción el interés es de Euribor más 1,05%, una oferta que parece menos atractiva que la otra que tiene un Euribor mas 0,99%. Sin embargo, en la primera opción solo le piden docilitar la nómina y un seguro de vida, mientras que en la segunda tendría que domiciliar la nómina, contratar seguros y utilizar tarjetas de crédito del banco para mantener el interés. Estas adiciones terminan haciendo que sea una opción menos atractiva. 

    Es por eso que decimos que hay muchos factores que se deben de tener en cuenta al momento de determinar cuál es la mejor opción.

    Luis avalos guerra

    Escribo para varios sitios de finanzas personales, política internacional y economía.

    Relacionados

    Subir

    Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido personalizado. Más información