Cómo cambiar la hipoteca de banco paso a paso

Es posible efectuar el cambio de una hipoteca de un banco a otro, a esa acción se le llama subrogación. Es decir, se realiza una sustitución del banco acreedor de la hipoteca con el fin de optimar según tú conveniencia, las condiciones actuales del contrato de la misma.

Como es una operación que te puede traer beneficios, te daremos a conocer los requisitos, los pasos a seguir para realizar este cambio, además de las ventajas que recibirás. Así podrás tomar una decisión con sólidas bases que te permita mejorar la posición de tu hipoteca.

 Requisitos para cambiar la hipoteca de banco 

Cambiar tu hipoteca de un banco a otro es una gestión regulada por la ley, y requiere de la evaluación de la nueva entidad bancaria, así como el cumplimiento de ciertos requisitos indispensable de parte del deudor. Los cuales son los siguientes:

Estar al día con los pagos de la hipoteca con tu banco actual.

Llevar pagando la hipoteca al menos durante  2 años.

Debes tener un banco que te presente una mejor oferta que la que ya tienes con el banco actual.

Notificar con anticipación al banco con el que actualmente tienes la deuda sobre el posible cambio de entidad o subrogación.

Tienes que solicitar el certificado de saldo pendiente al banco actual, el cual tendrá 7 días para entregar dicho documento.

El banco acreedor actual tendrá 15 días para realizar una contraoferta para mejorar las condiciones actuales de la hipoteca. Para lo cual deberá contar con un notario para comparecer.

Pasados los 15 días, si el banco actual no realiza ninguna contraoferta, se procede a realizar la subrogación hacia el nuevo banco, con mejores ofertas.

Gestiones para hacer cambio de hipoteca de banco 

Para realizar el cambio de una hipoteca de un banco a otro, como en cualquier trámite, es necesario seguir una serie de pasos que te permitirán mejorar las condiciones de tu hipoteca actual. Estos pasos son los siguientes:

Buscar varias ofertas. Para ello, debes hacer una comparación de lo que te ofrecen diferentes bancos. Esto te permitirá saber si cuentas con otras opciones que te ofrezcan mejores condiciones que las que tienes actualmente.

Conseguir la nueva oferta. Ya que has realizado la comparación y encontraste una nueva entidad bancaria con una mejor oferta vinculante, realiza tu solicitud de subrogación ante el nuevo banco.

Esperar que tu solicitud sea aprobada por el nuevo banco. En caso de ser aprobada, el nuevo banco se debe comunicar con la actual entidad y comunicarle que deseas realizar una subrogación de tu hipoteca.

Esperar una contraoferta del banco actual. La cual debe ser igual o mejor que las que te ofrece el nuevo banco.

Decidir si aceptas la contraoferta (en caso de que esta se realice) o si por el contrario, sigues con la subrogación.

Si decides aceptar la contraoferta del banco, se deberá realizar la firma de las condiciones nuevas del contrato de la hipoteca, o lo que es lo mismo, una novación de contrato (esto supondrá unos costes que deberás asumir).

Si decides realizar la nueva hipoteca, tendrás  que formalizarlo ante un notario. Debes tener en cuenta que todo esto tendrá un costo, y los tienes que asumir tú. Estos costos están relacionados con la gestión, la notaria y el registro de la operación.

 Beneficios de hacer cambio de hipoteca de banco 

Ahora que ya conoces los requisitos y los pasos a seguir para realizar el cambio de una hipoteca de un banco a otro, a continuación conocerás las ventajas que obtendrás al realizar este trámite.  Gracias a realizar una subrogación de hipoteca puedes:

Mejorar las condiciones actuales del contrato de la misma, por lo que puedes lograr intereses más bajos, ampliar el plazo de amortización, negociar las comisiones hipotecarias para que estas sean menores.

Elegir la modalidad de los intereses, en este caso, tendrías la opción de un capital fijo o variable según te convenga.

En todo caso, si lo que quieres es realizar una modificación de la hipoteca, la subrogación será tu mejor opción y las más económica, en comparación a que si la cancelas y realizas una nueva suscripción.

Sin embargo, debes tener en cuenta que tendrás que enfrentarte a algunas limitaciones, no podrás cambiar todos los aspectos que desees.

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*