Conéctate con nosotros

Noticias

Conoce las diferencias entre la hipoteca variable y una fija

Publicado 

el

Solicitar hipoteca
diferencias entre la hipoteca variable y una fija

Desde el aumento apresurado del Euribor durante estos últimos meses es fácil determinar que los valores de hipotecas continuarán subiendo. Por ello, no sería de extrañar que las hipotecas variables también puedan resultar afectadas durante la subida. Ahora te describimos diferencias entre la hipoteca variable y una fija

De acuerdo con estimaciones de diversos expertos, se cree que los compradores sospechan que las hipotecas fijas pueden convertirse en una mejor opción que las variables, pero ¿Qué sucede si ya tenía una variable? ¿puedo cambiar a una fija? Te contamos todo lo que debes saber en este nuevo artículo.

¿Es posible cambiar una hipoteca variable a fija?

De acuerdo con la legislación si es posible, pero es necesario que consideres que los intereses son más altos que en las variables. Pero, en las fijas las cuotas que cancelarás nunca aumentarán aún con las subidas constantes del Euribor. 

El cambio debe ser realizado cuando lo consideres oportuno. De hecho, existen 3 formas de cambiar una hipoteca variable por una fija: Novación, cancelación de préstamo actual y la subrogación. 

Considera que las ofertas a las que puedes acceder dependen del tipo de opción que elijas, y por supuesto, el banco y el perfil financiero que poseas.

Advertisement

Opciones disponibles para cambiar hipoteca variable por fija

Tal y como se comentó anteriormente, es posible poder realizar el cambio de hipoteca a través de 3 opciones, las cuales son:

Novación de hipoteca

Una novación es la modificación inicial de un contrato que permite renegociar. Se trata de la opción más utilizada y recomendada si buscas cambiar una hipoteca variable a fija. Debes comunicarte directamente con el banco e informar la solicitud que deseas realizar. Si el banco la considera pertinente puede aprobar el proceso.

Cuando se realiza una novación para cambio de hipoteca, se asigna una comisión adicional del 0,15% durante los primeros tres años. Una vez que este periodo culmina, se finaliza el cobro de la comisión. 

Cancelación de hipoteca para abrir una nueva

Es posible cerrar la hipoteca variable fija que tenemos para poder solicitar una con interés fijo. Es una opción que se recomienda en los casos donde no solo se quiere cambiar la hipoteca; si no que se quiere ampliar. No obstante, la cancelación de la primera hipoteca puede estar sujeta a una comisión de 1% del valor total, teniendo que adicionar impuestos relacionados con la obtención del nuevo préstamo.

Subrogación acreedora

En la subrogación la hipoteca se cambia hacia otra entidad bancaria, esto quiere decir que la deuda de un banco pasa a otra. Puede originarse en los casos donde compramos diferentes hipotecas y consideramos que un banco ofrece condiciones más adecuadas que otro. Si se definen los puntos condicionales con una entidad bancaria, no hay inconveniente de trasladar la hipoteca variable y convertirla en una fija.

Advertisement

Tal y como sucede con la novación, se cancela un 0,15% en los primeros tres años, los cuales desaparecen a la posterioridad. Adicionalmente, se cobra una tasa adicional por vivienda, esta se ubica entre 300 a 600 euros, aunque puede depender de la vivienda.

¿Qué hacer antes de cambiar mi hipoteca variable por una fija?

Primero que nada, debes estar seguro de que el cambio es una buena opción para ti. Por ello, necesitas conocer las diferencias entre la hipoteca variable y una fija.

Cuando sepas que es lo que deseas hacer, debes considerar estos factores:

  1. Estudia el mercado para saber que prestamos es adecuado a tus finanzas.
  2. Decide el tipo de opción de cambio que utilizaras: novación, subrogación o cancelación.
  3. Inicia los trámites del proceso.

¿Es costoso realizar un cambio de hipoteca variable a fija?

Aunque no es posible determinar cuál es el costo por realizar un cambio de hipoteca variable a fija, es importante que sepas que esto se calcula en base a lo que se estipula en el contrato de tu préstamo, y por supuesto en el tipo de opción que utilices para realizar el cambio.

Si tienes una hipoteca pendiente de 100.000 euros desde hace 2 años, las opciones y montos que debes pagar son los siguientes:

  • Novación: 150 euros.
  • Subrogación: 450 euros.
  • Cancelación y cambio: 1.024 euros (siendo una de las más costosas)

En todo caso, no es necesario que te guíes por estas cifras. De acuerdo con la elección que elijas, será necesario que estudies las diferentes ofertas para saber cuál se adapta mejor a tus necesidades. Recuerda, el cambio de hipoteca variable a fija suele realizarse para pagar intereses más bajos y hacen que económicamente valga la pena. 

 

Advertisement

Periodista con más de cinco años de experiencia en redacción de noticias y artículos de investigación. Escribo sobre política internacional, economía, cambio climático y feminismo.

Advertisement

Tendencias

Trustpilot