Refinanciar hipoteca: cómo hacerlo y sus requisitos

hipoteca sin cobrar una nómina

Puede que estés pensando en refinanciar hipoteca, y si estás replanteándote esta opción, es que tienes un mal crédito es, pero tranquilo, no estás fuera de discusión. No necesariamente.

Refinanciar una hipoteca consiste básicamente en cambiar o modificar las condiciones actuales de tu préstamo hipotecario por otras distintas. Puede ser contratando una nueva hipoteca, con un acuerdo con tu entidad bancaria o con una subrogación.

Deberías de tener opciones incluso sin el mejor puntaje crediticio. Te vamos a detallar los pasos que puedes seguir para refinanciar tu préstamo hipotecario, independientemente de tu puntaje. (Dicho esto, es posible que no califiques para las mejores tasas de interés y términos, así que considera la posibilidad de mejorar tu puntaje crediticio).

Índice de contenido

    Puntaje crediticio malo: ¿Quién decide?

    Tu puntaje de crédito es un número de tres dígitos que utilizan los prestamistas hipotecarios para medir la probabilidad de que pagues tus facturas.

    Las puntuaciones van de 300 a 850 y cuanto más alta sea la puntuación, mejor. Un puntaje por debajo de 620 generalmente se considera malo, aunque cada prestamista decidirá el puntaje necesario para calificar para una hipoteca.

    Revisar puntaje crediticio

    Para determinar cuál es tu mejor opción, deberás de verificar tu informe crediticio. Tu puntaje crediticio se basará en la información contenida en este informe.

    Los informes crediticios contienen datos sobre el historial crediticio, como por ejemplo, si realizas los pagos a tiempo y cuándo asumiste por última vez una nueva deuda. Revisa el informe e identifica la información incorrecta. Eliminar esos elementos puede mejorar su puntuación.

    Normalmente, podrás obtener un informe crediticio gratuito de las agencias que lo ofrecen de forma anual. Pero como parte de las medidas implementadas para proteger a los consumidores durante la pandemia, podrás solicitar un informe crediticio gratuito semanalmente hasta abril de 2022.

    Después de revisar tu informe, querrás verificar el puntaje crediticio.

    Situación financiera y opciones a elegir

    Luego, evalúa tus finanzas para determinar lo que razonablemente puedes pagar y para lo que calificas realmente.

    Asegúrate de saber qué tipo de préstamo tienes ahora. Refinanciar con el mismo tipo de préstamo es una opción, pero no la única. Vale la pena buscar diferentes categorías de préstamos que pueden ser más favorables al crédito.

    Sin embargo, ten en cuenta que algunas opciones de refinanciamiento para quienes tienen mal crédito están limitadas a ciertos prestatarios.

    También debes de conocer tu tasa de interés actual. Esto te permitirá comparar las nuevas tasas que ofrecen los prestamistas y determinar si la diferencia es suficiente para ayudarte a lograr tus objetivos de refinanciamiento o si es mejor esperar y trabajar para mejorar su crédito.

    Revisa tu historial de pagos y asegúrate de que no haya brechas. La mayoría de los prestamistas requerirán un mínimo de 6 a 12 meses de pagos hipotecarios a tiempo para aprobar un préstamo de refinanciamiento. Los pagos atrasados ​​o atrasados ​​pueden afectar tus posibilidades de aprobación.

    Es importante que investigues diferentes tipos de préstamos.

    3. Generación de ahorros

    Existen costos asociados con la refinanciación del préstamo. Tendrás que pagar los costos de cierre que pueden sumar entre el 3% y el 6% del total del préstamo.

    Tener ahorros también puede mostrar al prestamista que tienes lo suficiente ahorrado para cubrir los pagos de la hipoteca en caso de un contratiempo. La mayoría de los prestamistas buscan ahorros suficientes para cubrir seis meses de gastos de manutención.

    4. Comparar las mejores tarifas y condiciones

    Comienza por consultar con tu prestamista actual. Es posible que estén dispuestos a trabajar contigo para obtener una mejor tarifa.

    Sin embargo, no te cierres puertas. Consulta con varios prestamistas diferentes para encontrar las mejores tasas y términos, incluidos los prestamistas en línea y las uniones de crédito.

    En promedio, los prestatarios que solicitan una cotización de tasa de un prestamista adicional ahorran hasta 1000 € durante la vigencia del préstamo, según estudios recientes.

    Los ahorros promedio llegan hasta 3,000 € con cinco cotizaciones de tasas adicionales.

    Entradas relacionadas