Cómo calcular una hipoteca - Simuladores de hipotecas

calcular una hipoteca

Calcular una hipoteca es muy fácil y accesible. De hecho, es totalmente gratuito. Tan solo necesitas acceso a internet e ingresar en un portal que cuente con una calculadora hipotecaria.

Si estás planteándote solicitar una hipoteca tienes que claro una serie de puntos importantes a la hora de dar un paso tan grande.

Tanto el simulador de hipotecas de Idealista como el simulador hipotecario de la AHE son válidos para comenzar el proceso de cálculo de tu hipoteca.

Si vamos al simulador de Idealista encontraremos varios apartados.

En primer lugar, tenemos que ingresar el precio del inmueble, es decir, el precio de compra que nos ha ofrecido el vendedor.

En segundo lugar, tendremos que saber cuánto vamos a aportar a la hipoteca de ahorro. Por si no lo sabías, cuando solicitamos una hipoteca para una primera o segunda vivienda, es muy difícil que la entidad bancaria se haga cargo del 100%.

Por lo tanto, si la vivienda a la que aspiras tiene un valor de 150.000 €, debes de tener presente que el banco no te entregará esos 150.000 €.

En “Ahorro aportado” añadirás la cantidad de ahorros que vas a aportar a la entrada de tu nuevo hogar.

Más abajo, continuamos con el tipo de interés. Si aún no tienes claro que tipo de interés quieres elegir, te recomendamos que a la hora de hacer el cálculo elijas “interés fijo”, para que así el cálculo te salga más o menos estabilizado.

Después tendrás que añadir la localización del inmueble. Este punto es importante, ya que dependiendo de la zona los baremos pueden variar.

Listo. Ahora en tu pantalla tendrás una tabla informativa con lo que te quedaría de cuota mensual, porcentajes de financiación y de intereses y mucho más.

calcular una hipoteca

Índice de contenido

    Fórmula manual para calcular el pago de una hipoteca

    El cálculo del pago de la hipoteca se refleja de este modo:

    M = P [ i(1 + i)^n ] / [ (1 + i)^n – 1]

    Las variables que tenemos son las siguientes:

    M = pago mensual de la hipoteca.

    P = cantidad inicial.

    I = tu tasa de interés mensual. El prestamista o entidad bancaria probablemente enumera las tasas de interés como una cifra anual, por lo que tendrás que dividir por 12, para cada mes del año.

    En resumen, si tu tasa es del 5%, la tasa mensual se verá así: 0.05/12 = 0.004167.

    n = el número de pagos durante la vida útil del préstamo. Si contratas una hipoteca tipo fijo a 30 años, se vería así:

    n = 30 años x 12 meses por año, o 360 pagos.

    Por qué usar calculadora de hipotecas

    Determinar cuál será el pago mensual de tu nuevo hogar es una parte importante para determinar cuánto puedes llegar a pagar. Ya no hablamos de cuota mensual, si no de entrada. Como te comentábamos antes, las hipotecas al 100% son complicadas de conseguir.

    El uso de una calculadora de hipoteca te permite estimar el pago de la hipoteca cuando compras una vivienda. Puedes cambiar cualquier detalle del préstamo en la calculadora para plantear diferentes escenarios.

    Información obtenida al calcular una hipoteca

    Gracias a un cálculo de hipoteca puedes obtener ciertas ventajas, por ejemplo:

    La duración del plazo del préstamo hipotecario. Una hipoteca de tasa fija a 30 años reduce tu pago mensual, pero recuerda que pagarás muchos más intereses durante la vigencia del préstamo.

    Por otro lado, una hipoteca de tasa fija a 15 años reduce el interés total que tendrás que pagar, pero el pago mensual será más alto.

    Las hipotecas de tipo variable siempre comienzan con una tasa de interés "teaser" y luego la tasa del préstamo va cambiando, más alta o más baja, con el tiempo.

    Una ARM de 5/1 puede llegar a ser una buena opción para ti, especialmente si planeas vivir en una vivienda por un corto periodo de tiempo (es decir, que no será tu casa definitiva).

    Sin duda querrá estar al tanto de cuánto puedes cambiar tus pagos hipotecarios mensuales cuando vence la tasa introductoria, especialmente si las tasas de interés tienen una tendencia al alza.

    Si está comprando demasiada casa para tu situación personal, la calculadora hipotecaria te reflejará esa información rápidamente.

    Y por último, también podrás verificar y comprobar si estás poniendo suficiente dinero.  Con pagos iniciales mínimos comúnmente tan bajos como el 3%, es más fácil que poner una cantidad extremadamente alta. La calculadora te permitirá realizar tus cálculos a tan solo un clic.

    Hay ocasiones en las que, aunque tengas ahorros, hacer una entrada exagerada no merece la pena. Siempre se recomienda entregar como máximo un 50% del total de tus ahorros. Es decir, si tienes 30.000 €, la entrada adecuada para una vivienda de valor promedio sería de 15.000 €

    El resto de ahorros es importante mantenerlos para un posible problema futuro.

    Te podría interesar: Analizamos las mejores hipotecas para el comienzo del 2022

    Marta Mr

    Escribir es la manera más profunda de leer la vida. || El tiempo pone a cada uno en su lugar, y si haces SEO, un poco más arriba. 🚀

    Entradas relacionadas