Hipoteca 100 mas gastos sin aval

Conseguir el dinero necesario para comprar una vivienda no es nada fácil y optar por una hipoteca 100 más gastos sin aval es una buena opción, pero muy complicada de conseguir. A continuación, te hablaremos un poco más sobre este tipo de financiamiento.

¿Puedo acceder a una hipoteca 100 más gastos sin aval?

Contar con un aval es “casi” indispensable entre las garantías que debemos darle a un banco, esto ya que será el avalista el encargado de asumir los deberes de la cuota que la persona no pueda responder. Ahora bien, en el caso de la hipoteca 100 más gastos sin aval, el banco nos pedirá una serie de condiciones bastante estrictas, estando entre estas, nominas más altas, mucha estabilidad laboral y no estar dentro de ninguna ficha de morosos.

Pero siempre tendremos que tener presente que los bancos suelen financiar el 80% del inmueble a adquirir, y si deseamos que cubra el 100% tendremos que dar algún aval o contar con un excelente perfil.

¿Cómo son?

Todo el proceso y condiciones de la contratación de este paquete financiero es totalmente igual al de las demás hipotecas. Ahora bien, la principal diferencia es que es por un monto de dinero mayor y que en las hipotecas 100 más gastos sin aval no tendremos que presentar una avalista, ósea, otra persona que sirva como garantía ante el banco si se llega a incumplir con los pagos.

No obstante, si queremos saber si las condiciones y si la hipoteca que nos ofrece el banco es buena, no importa que sea una hipoteca 100 más gastos sin aval o no, tendremos siempre que dejarnos en las mismas cosas: los intereses, vinculación, plazos y las comisiones.

Es importante recordar que ser avalista es una responsabilidad bastante grande, puesto que, si el titular de la hipoteca no llega a cumplir con los pagos de la misma, será el avalista quien deberá asumir esta deuda con sus bienes personales tanto presentes como futuros. De igual manera, las obligaciones continuaran siendo vigentes así el titular de la hipoteca fallezca y este no cuente con un seguro de vida que pueda cubrir la deuda, puesto que el avalista continuara siendo la garantía ante el banco si los herederos no cumplen con sus obligaciones. Ahora bien, si el avalista es quien muere, serán los herederos los encargados de asumir esta deuda.

Financiamiento hipotecario 100 más gastos sin aval

Este es un producto financiero que ha dejado de formar parte del portafolio de ofertas de las entidades financieras producto del estallido de la burbuja económica. Sin embargo, existen algunas entidades financieras que las continúan ofreciendo, pero son de muy difícil acceso.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*