¿Buscas una hipoteca hasta los 80 años? Elige estos bancos

Hipoteca hasta los 80 años

Cuando se trata del mercado inmobiliario, siempre habrá muchas variables que te pueden beneficiar, como ralentizar el desarrollo económico personal. Es importante saber hacer el trámite sin que la edad avanzada sea un problema, por ejemplo, cuando solicitamos una hipoteca hasta los 80 años.

La adquisición de una hipoteca es el proceso financiero más difícil del país, por eso muchos españoles optan por solicitar un préstamo. Al final, todo depende de cómo se presente el caso a la entidad.

Aquí podrás conocer los aspectos generales que implica la obtención de un préstamo que alcance o se acerque a los 80 años después de cumplir los 50 años de forma fácil y concisa.

Índice

    ¿Qué garantías piden los bancos a la hora de solicitar una hipoteca?

    Aunque la dificultad de solicitar un préstamo hipotecario para un propietario anciano es obvia, no significa que no sea posible. Es necesario tener en cuenta la rentabilidad de las garantías que el banco exige al cliente.

    Uno de los más importantes es el ingreso mensual que recibe el propietario, y que él mismo tiene como garantía la rentabilidad del capital de los más jóvenes.

    Si bien es cierto, la mayoría de los bancos en España no ofrecen préstamos hipotecarios que se extienden más allá de los 75 años, son muy pocos los que se extienden a los 80 años.

    Si el propietario propone un caso excepcional para la entidad, se puede obtener un préstamo hipotecario más fácilmente con sus 60 años de edad. También debes recordar las recomendaciones del Banco de España.

    Cabe señalar que el plazo máximo de la hipoteca es de 30 o 40 años. Esto significa que para amortizar el préstamo hay un límite de 75 años, ya que el contrato se puede ejecutar cuando el titular tenga 45 años.

    Posibilidades de obtener el préstamo en la vejez

    Las personas de 50 o 60 años siguen activas en la compra y venta de hipotecas y no se excluye la posibilidad de presentar su caso, siempre que se proponga una buena razón y se respeten las garantías básicas del banco.

    Hoy en día no existe un criterio único para determinar si una persona puede optar o no por una hipoteca, muchas veces intervendrán muchas variables, como la edad.

    Siempre que las políticas de riesgo del banco no pasen desapercibidas hay posibilidades de solicitarlas. Por ejemplo, si se trata de un matrimonio donde uno tiene 40 años y el otro 50, el banco tendrá en cuenta al que es más joven y otras entidades al que es mayor. La situación es relativa, es importante que te informes con diferentes bancos.

    Sin embargo, cuando se trata de una pareja de ancianos, las probabilidades aumentan. En el caso de un cliente soltero de 65 años, el banco determinará que el plazo de las cuotas de pago de la hipoteca no puede exceder los 10 años, cuando el préstamo debe tener un promedio de 20 años de pago.

    Qué bancos pueden extender el plazo de la hipoteca

    Tanto los casos que se presentan como las entidades cuentan con políticas independientes. Por ello, tienes que informarte sobre los bancos que más te benefician. Por ejemplo, los bancos con límite de 75 años son mayoría en el país (Abanca, Kutxabank, Ibercaja, Bankinter), mientras que EspañaDuero (integrado en un solo banco) y BBVA tienen aún más limitaciones (65-70 años).

    En el caso de Bankia y Santander, si es necesario pueden extender el caso hasta los 80 años, lo que sería muy conveniente para las personas mayores que aún quieren comprar. Además, existen bancos que pueden ser flexibles según el caso que se presente, como por ejemplo:

    ING . Es uno de los bancos que se enfoca en las necesidades del cliente. Puede ser de gran ayuda para el préstamo hipotecario al 90%.
    -Se pueden utilizar al máximo tarjetas de calidad, comisiones reducidas, depósitos y cuentas Openbank.
    -Los depósitos de Cajamar son excepcionales.
    -Factores importantes para conseguir el préstamo en cualquier banco
    -Tener una fuente de ingresos estable y sustancial para poder responder al reembolso cuando llegue el momento.
    -Sea dueño de otros activos y tenga dinero ahorrado en caso de que no tenga un buen período económico, se le tiene en cuenta.
    -Tener una buena razón para explicar en el caso el motivo de la solicitud de financiación.
    -Ofrecer garantías adicionales y estar al día con todas las deudas a pagar.
    -Tener un perfil presentable, con un historial de ser un cliente responsable de otras deudas.

    La edad puede ser un factor importante, pero no determinante, a la hora de obtener una hipoteca. Si esta información te ha ayudado, déjanos un comentario y visita nuestras otras publicaciones.

    Relacionados

    1. Anónimo dice:

      Visitor Rating: 5 Stars

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido personalizado. Más información